ATE Corrientes denuncia intimidaciones a precarizados que realizan retenciones de servicio por salarios atrasados

Este miércoles 24 de agosto se concreta la retención de servicio, sin asistencia a los lugares de trabajo, de las y los 300 agentes precarizados que fueron trasladados del Ministerio de Desarrollo Social al Ministerio de Justicia y DD.HH. (Decreto N°1075/22) y que hace casi 60 días no cobran sus haberes.

El secretario general de ATE Corrientes, Feliciano “Chano” Romero; denunció que las y los agentes “están recibiendo presiones, intimidaciones y amenazas de perder sus puestos de trabajo; si se suman a la medida de acción directa”. Se tratan de psicólogos/as, trabajadores/as sociales, auxiliares en hogares de niños y de ancianos con hasta 15 años de antigüedad.

“Desde ATE hacemos responsable directo al Ministro de Justicia de la Provincia, Juan José López Desimoni; por la integridad física, mental, por la estabilidad salarial y laboral de nuestros compañeros y compañeras precarizados quienes, con el más justo de los reclamos, solo están pidiendo que les pagues los salarios que les deben para poder llevar comida a sus casas. Tienen el mismo derecho de recibir actualizaciones salariales, tener estabilidad laboral, sueldos dignos y todos los derechos que el resto de los trabajadores”.

El Secretario General de ATE Corrientes solicitó “una audiencia con carácter urgente con el Ministro López Desimoni” para abordar la situación de atraso y desfasaje salarial, inestabilidad laboral de las y los agentes transferidos.

Se tratan de becarias, monotributistas y otras figuras precarizantes -que en un 80% son mujeres con ingresos cercanos a la línea de indigencia- hace casi dos meses no perciben sus haberes ni el plus. Tampoco son contratados ni pasan a planta permanente, a pesar de tener muchos años de antigüedad en áreas como Niñez, Infancia, Familia.