ATE rechaza anuncio salarial a la baja del Gobierno de Corrientes y define medidas de acción directa

Con todos los anuncios de actualización que hizo el Ejecutivo Provincial, un estatal cobrará en marzo $36.349; menos de la mitad de los $74.000 que se necesita para cubrir una canasta básica mensual. En bolsillo, la actualización es más baja que los nuevos aumentos de luz y de agua autorizados por el Gobierno Provincial. Los servicios consumen más del 50% de un salario estatal. Hay más de 16.000 personas, el 22% de la planta de personal, que padecen inestabilidad y precariedad laboral dentro del Estado. ATE Corrientes está realizando consulta a sus bases y delegaciones para definir medidas de acción directa.

El Secretario General de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) Delegación Corrientes, Feliciano “Chano” Romero, remarcó la disconformidad del sindicato y el malestar de los agentes estatales con el anuncio unilateral de actualización salarial que realizó el Gobierno de Corrientes. 

“No estamos conformes. Esto no es una recomposición salarial. Anunciaron mejoras solo al plus y a las asignaciones familiares, como escolaridad. Pero no hay aumento en el salario básico. Y es alarmante que no haya un debate formal en el marco de Paritarias, como hay en otras provincias o a nivel nacional”, definió Feliciano Romero.

Detalló que “incluidos todos los anuncios que hizo el Ejecutivo Provincial -$3.000 para el plus, 15% para la Asignación de Clase, $130 para el código 169- un trabajador de la administración pública provincial, Clase 2 que son la gran mayoría; va a cobrar en marzo $36.349. Es es menos de la mitad de los $74.000 que necesita una familia para cubrir la canasta básica mensual”, comparó el Secretario General de ATE Corrientes.

“Chano” Romero ejemplificó que “los nuevos aumentos de luz y de agua, autorizados por el Ejecutivo Provincial, se están comiendo la actualización que anunciaron. Una boleta de luz está arriba de los $12.000 y el agua $3.000 por mes, casi la mitad de un salario estatal”. A eso hay que agregarle que “la obra social IOSCOR no funciona, por lo que el trabajador debe pagar de su bolsillo por las prestaciones médicas”.    

El titular de ATE Corrientes volvió a demandar un Plan de Regularización Laboral y Recategorización para los trabajadores y las trabajadoras estatales provinciales porque “más de 16.000 personas padecen inestabilidad y precariedad laboral” dentro del Estado; mayoritariamente en áreas como “Salud, Educación y Desarrollo Social”.

“El 22% de la planta de personal del Gobierno de Corrientes padece precarización laboral y la mayoría de ellas son mujeres con más de 10 años que trabajan como becarias, contratos basura, tercerizadas con salarios por debajo de la línea de indigencia”, explicó “Chano” Romero.

Recordó que áreas como Salud Pública y Desarrollo Social, son los que “tuvieron y tienen participación activa en la ayuda a los sectores sociales más vulnerables. Y en el caso de los agentes sanitarios, trabajan sin licencia, vacaciones ni descansos a veces desde hace dos años por la Pandemia”.

El Secretario General de ATE Corrientes señaló que “no nos vamos a cansar de exigir la implementación de la Ley Provincial N°6.033 de Paritaria, que está aprobada desde 2010 pero no la instrumentan. Por eso hay anuncios unilaterales, salarios a la baja y cercanos a la línea de indigencia”.

“Chano” Romero informó que ATE está realizando consulta con sus bases y delegaciones sindicales en toda la Provincia para definir medidas de acción directa para sostener las demandas de aumentos en blanco por encima de la inflación, haberes arriba de la línea de pobreza, regularización laboral de los estatales precarizados, recategorización para los agentes estables, funcionamiento de la obra social, tarifa diferencial para los agentes públicos, entre otros puntos.