Carta abierta de ATE a Julián Dindart y al gobernador Gustavo Valdés

El recorte de sueldo a contratados y la beneficencia con precarizados, no resuelven la inestabilidad y explotación laboral en el Estado

La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Consejo Directivo Provincial Corrientes, manifiesta su más enérgico repudio a los dichos del ex Ministro de Salud Provincial, ex Diputado Nacional y actual Director de Atención Primaria de la Salud (APS) de la ciudad de Mercedes, Julián Dindart; quien por mensajes de audio propone un recorte de sueldo de $2.000 por cada trabajador/a con contrato, para hacer caja y pagar sueldos de miseria a agentes precarizados (becarios) del sistema público de Salud que se quedarán sin haberes en enero, febrero y marzo.

     Es altamente indignante escuchar a un alto funcionario del Gobierno Provincial, ex Ministro de Salud en cuya gestión se profundizó la precarización laboral y gran vocero del modelo político que gobierna Corrientes hace 20 años; plantear como política de Estado beneficencia invertida (sacándole a los que menos tienen) como parche a la inestabilidad y la explotación laboral que ejerce el mismo Estado: que contratados/as paguen el salario de los agentes a quienes no les renuevan becas o no les paga sus facturas de monotributistas.

     ATE Corrientes manifiesta su preocupación por la naturalización de estas irritantes propuestas oficiales, la imposición de salarios de indigencia ($6.000 a $9.000) para trabajadores y trabajadoras esenciales que están arriesgando su integridad y su vida dando lucha frontal contra la pandemia; ante el grave avasallamiento de sus derechos laborales más elementales.

     ATE Corrientes quiere recordarles al Ejecutivo Provincial, a las autoridades del Ministerio de Salud, al ex Ministro y ex Diputado Nacional Julián Dindart que nuestro sindicato viene demandando reconocimiento de derechos, salarios y condiciones laborales dignas, estabilidad para ese 37,8% de agentes del sistema público sanitario (4.500 personas, el 80% son mujeres) que cobran menos de $14.000 cuando la canasta básica supera los $51.000; que no tienen obra social, aportes jubilatorios, seguro de vida, ART, ferias administrativas ni vacaciones.

     A médicos/as, enfermeros/as, asistentes, administrativos, choferes, camilleros, ordenanzas (contratados, becarios, monotributistas) del sistema público de Salud les vienen negando el uso de la Feria Administrativa desde el inicio de la pandemia: están sin descanso, cumpliendo guardias de más de 24 horas en condiciones de precariedad y con salarios de hambre.

     Al ex Ministro de Salud y ex Diputado Nacional Julián Dindart, a las actuales autoridades del Ministerio de Salud y al gobernador Gustavo Valdés les decimos que el recorte de sueldo a los contratados/as y la beneficencia con los precarizados, no resuelven los problemas de la inestabilidad y la explotación laboral por parte del Estado provincial.

     Desde ATE Corrientes reiteramos la demanda de pases a planta permanente, reconocimiento de derechos, recategorizaciones, aumentos de sueldo en blanco y condiciones dignas de trabajo para los precarizados del sistema público de Salud y para el 25% de los agentes estatales provinciales que padecen inestabilidad laboral y salarios de hambre.

Feliciano Romero

Sec. Gral. ATE Corrientes

Carmen Méndez Asón

Sec. Adjunta ATE Corrientes