ATE exige derogación de Resolución Municipal 1470 y repudia violencia contra trabajadoras comunales

La Asociación Trabajadores del Estado, CDP Corrientes manifiestan su rechazo a la Resolución 1470/20 de la Municipalidad de Corrientes, por atentar contra la estabilidad y los derechos laborales adquiridos por los trabajadores y trabajadoras comunales. Y el más enérgico repudio al intento de violación de la intimidad y la dignidad de las mujeres, la violencia institucional y simbólica ejercida -a través de los mecanismos establecidos por el denominado “Programa de Evaluación de la Idoneidad del Personal”- contra las trabajadoras municipales.

La Resolución 1470/20 del Ejecutivo Comunal es violatoria de lo que establece el Estatuto del Empleado Municipal, la Ordenanza N°1.525 y las Resoluciones complementarias que ya legislan sobre la evaluación de capacidad, idoneidad y desempeño de trabajadores y trabajadoras municipales. Agentes que, además, gozan de derechos laborales adquiridos; que pasaron por exámenes y controles médicos psicofísicos, por concursos de ascensos y recategorizaciones.

Lo más grave y repudiable es el intento de intimidación y menoscabo a la dignidad de la mujer, a su privacidad, a sus derechos laborales que la actual gestión comunal de la Ciudad de Corrientes pretende hacer a través de una supuesta Declaración Jurada de Salud en la que exigen datos ginecológicos y psicológicos violando la Constitución Nacional (Art. 14 bis, 19, 43, 75 Inc. 22), el derecho de autodeterminación informativa y control de la información personal; contradice la Ley de Protección de los Datos Personales (N° 25.326) que incluye datos relativos a la salud y principios de licitud de solicitud y tratamiento de esos datos relativos a la salud; transgrede la Ley de Protección Integral contra todo tipo de violencia contra la Mujer (N° 26.485).

La Resolución 1470/20 es producto de una decisión autoritaria y discriminatoria, un intento por establecer una herramienta de intimidación laboral, persecución y despido de trabajadores y trabajadoras con estabilidad. Es un ejercicio de violencia institucional y simbólica contra las trabajadoras municipales en particular, con el que pretenden profundizar la desigualdad en el acceso a la estabilidad laboral y las mejoras salariales.

ATE Corrientes exige la derogación de la Resolución 1470/20 del Ejecutivo Municipal de la Ciudad de Corrientes y el fin de todas las prácticas abusivas y violentas contra las trabajadoras comunales. Demandamos la convocatoria a una Mesa de Relaciones Laborales amplia y plural, en la que estén representadas todas las organizaciones de agentes comunales para discutir mejores condiciones de trabajoincorporación de derechos y dignidad salarial con perspectiva de género.

Feliciano Romero                                                 Carmen Méndez Asón
Sec. Gral. ATE Corrientes                                      Sec. Adjunta ATE Corrientes