Origen correntino: de la “Agrupación Blanca” a la “Verde y Blanca” nacional

En 1973 la dictadura cívico-militar cubrió el país con su oscuro manto de terror. En Corrientes fue intervenido el Gobierno Provincial, la Legislatura, el Poder Judicial y fueron suspendidas las actividades sindicales.

La sindicalización estaba prohibida en la administración pública y, en ese contexto, fue intervenida la Asociación de Empleados Públicos e inclusive remataron la sede de comunicaciones.

Con la vuelta de la Democracia, en 1983, un grupo de trabajadores y trabajadoras estatales comienza a organizarse para recuperar la Asociación de Empleados Públicos de Corrientes.

Así se conforma la “Asociación Blanca Correntina” o “Agrupación Blanca” de Empleados Públicos entre los que se encontraban los compañeros Feliciano “Chano” Romero, actual Secretario General de ATE Corrientes; el compañero Juan González, ex secretario general de ATE Nacional y actual secretario general de CTA Corrientes.

A instancias de la “Agrupación Blanca” y de la Asociación de Empleados Públicos en 1986 se sanciona en Corrientes la Ley N°4067, que rige el Estatuto del Trabajador/a Estatal de Corrientes.

La “Agrupación Blanca” de Empleados Públicos fue el origen y principal motor de cristalización institucional de ATE Corrientes, desde el regreso de la Democracia hasta la fecha.

En 2011 esta propuesta de conducción, de defensa y demanda de derechos, de lucha por la dignidad de trabajadores y trabajadoras estatales -que tuvo sus orígenes en la “Agrupación Blanca” de Empleados Públicos de Corrientes- se cristalizó en una nueva alternativa dentro de ATE Nacional a través de la “Lista Verde y Blanca”.

Desde entonces la “Verde y Blanca” también echó rasíes, creció y generó frutos en las provincias de Entre Ríos, Santa Fe, Jujuy, La Rioja, Catamarca, Tucumán, Capital Federal y acaban por sumarse en total 13 provincias.

La “Verde y Blanca” nació en Corrientes, se extendió a muchas provincias y en las que actualmente tiene la responsabilidad de conducir las CDP de ATE en varias jurisdicciones con perspectiva solidaria, federal y reivindicativa de los trabajadores y las trabajadoras estatales.