ATE Corrientes exige mesa de relaciones laborales

Este viernes 21 a las 20 hs. en la sede de ATE docentes y auxiliares de CDI, agentes de hogares de ancianos; trabajadoras de hogares de menores, asistentes sociales, psicólogos, abogados, contratados, monotributistas y becarios realizarán una asamblea para definir acciones. “Principalmente las trabajadoras de Desarrollo Social sufren precarización, muchas no tienen obra social y cobran $8.000, monto que está muy lejos de cubrir la canasta básica alimentaria”, explicó el secretario general Feliciano “Chano” Romero.

La Comisión Directiva Provincial de ATE Corrientes acompañados por trabajadores, trabajadoras y profesionales se reunió con autoridades del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia a quienes les demandaron instaurar “una Mesa de Relaciones Laborales” para discutir subas salariales, estabilidad laboral, mejores condiciones de trabajo, reconocimiento de derechos, entre otras demandas de los y las agentes estatales que dependen o realizan tareas para esa cartera.
Durante la audiencia el secretario general Feliciano “Chano” Romero estuvo acompañado por administrativos, docentes y auxiliares de los Jardines Maternales (CDI), agentes de los hogares de ancianos; trabajadores y trabajadoras de hogares de menores institucionalizados (Miguel Magone, Tía Amanda); psicólogas, abogaos/as, trabajadoras sociales; así como contratados, monotributistas y becarios.
El titular de ATE Corrientes formalizó el pedido del espacio institucional de diálogo, para canalizar demandas de mejoras salariales y laborales; ante José Lugo quien recibió en nombre del ministro Adam Gaya a los trabajares y trabajadoras del Ministerio.
Chano Romero destacó el “trabajo social extraordinario” que realizan las y los agentes de esa cartera “en esta provincia que tiene uno de los índices de exclusión más altos del país”.


Pero lamentó que, “principalmente las trabajadoras de Desarrollo Social de la Provincia, sufren precarización e inestabilidad laboral; muchas de las compañeras no tienen obra social y cobran salario de $8.000, monto que está muy lejos de cubrir las necesidades de la canasta básica alimentaria de una familia”.
El Secretario General explicó que “los y las trabajaras decidieron esperar una respuesta positiva de las autoridades de Desarrollo Social hasta el próximo miércoles 26 de febrero”.
No obstante, este viernes 21 a las 20 hs en la sede de ATE Corrientes (España 612) docentes y auxiliares de los CDI, agentes de hogares de ancianos; trabajadores y trabajadoras de hogares de menores, asistentes sociales y demás profesionales; contratados, monotributistas y becarios del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia realizarán una asamblea ampliada para definir las acciones que realizarán con el acompañamiento y la cobertura gremial de la Asociación Trabajadores del Estado.
Feliciano “Chano” Romero detalló que entre las principales demandas se encuentran “aumentos salariales dignos, en línea con la inflación real; proceso de regularización laboral y pases a planta permanente para los y las trabajadoras precarizadas; provisión de uniformes; mejores condiciones de trabajo; reconocimiento de derechos”, entre otros.